Mariquita – Otra manualidad para niños con una huevera.

Mariquita – Otra manualidad para niños con una huevera.

Los más peques se lo van a pasar en grande con esta manualidad: una sencilla mariquita. 

Es curioso observar que el contraste entre colores, en este caso entre el negro y  el rojo, suele atraer a los niños más pequeños. De ahí que todos los juguetes tenga colores llamativos y de contrastes fuertes. Así que esta manualidad les va a gustar. 

Como siempre, os dejo con el vídeo y las instrucciones por escrito sobre cómo hacer esta manualidad. 

Materiales:

  • Huevera
  • Pintura roja y negra
  • Pínceles
  • Ojos de plástico
  • Hoja de papel
  • Pegamento en barra y/o cola blanca
  • Bastoncillo (opcional)

Paso a paso:

  1. Cortamos un espacio de la huevera.
  2. Pintamos con rojo el trozo de la huevera que hemos cortado.
  3. Las alitas: Mientras se seca la pintura, cogemos la hoja de papel y cortamos un cuadrado un poco más grande que el trozo de la huevera pintada. Doblamos nuestro cuadrado por la mitad y cortamos medio círculo. Una vez cortado el círculo, lo desplegamos para ver el círculo completo y lo cortamos por la mitad. Así tendremos las dos alitas de la mariquita.
  4. Pintamos círculos negros por encima de las alitas. Yo he usado unos bastoncillos para pintar los círculos, pero también podéis usar un pincel o lo que tengáis a mano.
  5. Cogemos el trozo de la huevera pintado de rojo, y le pintamos la “cabeza” de la mariquita, en la parte frontal del trozo de la huevera. Tenemos que parte frontal favorece más a la mariquita. 😉
  6. Una vez seca toda la pintura y para terminar: pegamos las alitas en la parte de encima de la huevera y los ojitos de plástico en la parte frontal, con pegamento de barra (o cola blanca si se resisten los ojitos).

¿Una manualidad súper fácil, verdad? Por eso creo que es perfecta para los niños de 3 a 5 años, siempre y cuando les ayudemos a recortar la huevera, pues es un material complicado de recortar para los peques. Pero por lo demás, seguro que les encanta poderse manchar un poco las manos con pintura. 😉

Publicidad: