Manualidades para niños: Un cocodrilo

Manualidades para niños: Un cocodrilo

Lo que me gusta de las manualidades con palos de helado, es que creamos cosas que son capaces de soportar los meneos de un niño. Me encanta que con este tipo de material, podemos hacer juguetes más que manualidades para exponer en la vitrina.

Dicho esto, vamos a pasar a ver como hacer esta manualidad paso a paso, y como siempre: en vídeo y/o por escrito.  

Materiales:

  • Palo de helado
  • Pintura acrílica verde (o ceras)
  • 2 o 3 limpia pipas verde (según el tamaño del palo de helado). 
  • 2 ojos de plástico
  • Papel blanco
  • Cola blanca o pegamento de barra

Paso a paso:

  1. Pintamos el palo de helado de color verde y lo dejamos secar.
  2. Cuando esté seco el palo, cogemos los limpia pipas y de uno en uno, lo enrollamos alrededor del palo, empezando a unos dos o tres dedos del inicio del palo, hasta cubrir algo más de la mitad del palo de helado.  Dejando un espacio libre al inicio y al final del palo. Cortamos lo que sobre de limpia pipas.
  3. Cortamos dos trozos de limpia pipas, de aproximadamente 10cm.
  4. Justo al inicio de la parte del palo de helado que tiene el limpia pipas enrollado, situamos el trozo de 10cm de limpia pipas que hemos cortado y le damos una vuelta, dejando lo que sobre saliendo del palo de helado. Con lo que sobra, hacemos las patitas delanteras.
  5. Volvemos a hacer lo que hemos hecho en el paso 4, pero con las patas traseras del cocodrilo, justo dónde acaba la parte del palo con limpia pipas enrollado.
  6. Ahora que ya tenemos las cuatro patas, recortamos un rectángulo de papel blanco. Más ancho que el palo de helado y que cubra el espacio vacío entre el inicio del palo y el limpia pipas enrollado. Lo pegamos con cola blanca. Para que esté bien debe sobresalir el rectángulo de papel por delante y por los lados de la cabeza del cocodrilo (en la parte delantera del palo de helado). 
  7. Una vez seca la cola, vamos recortando los dientes del cocodrilo: pequeños triángulos. 
  8. Cogemos los dos ojos de plástico y los pegamos con una gotita de cola en la cabeza del cocodrilo.

¡Y ya está! Con esta fácil y entretenida manualidad ya tenemos nuestro nuevo juguete hecho por nosotros mismos. ¡Espero que lo hayáis disfrutado, tanto los peques como los grandes!

Publicidad: