Manualidades para peques: ¡Un lindo gatito!

Manualidades para peques: ¡Un lindo gatito!

Hoy toca una manualidad muy mona: un gatito. Con pocos materiales y reciclando un rollo de papel higiénico, vamos a conseguir este lindo gatito. 

Cuando hago los talleres de manualidades, acostumbro a hacer una adivinanza o una pregunta al principio del taller para que los niños adivinen la manualidad que vamos a hacer. Es algo que les encanta. El día que hice este gatito, como pista les dije que era mi animal favorito y creo que dijeron todos las animales de la enciclopedia antes de decir “gato”. 

Así pues, vamos a hacer y explicar la manualidad. Como siempre, paso a paso en vídeo y en instrucciones escritas.

Materiales:

  • Rollo de papel higiénico
  • Ojos de plástico
  • Limpia pipas
  • Pintura
  • Pincel
  • Cola blanca

Instrucciones:

  1.  Pintamos, con pintura acrílica o ceras, el rollo de papel higiénico. Yo he optado por el negro, pero estoy segura de que un gatito de otro color también quedará muy resultón.

  2. Hacemos un agujero, con las tijeras o algún instrumento punzante, un poco por encima del centro del rollo de papel higiénico. Tenemos que dejar suficiente espacio como para que entre el extremo superior del rollo y el agujero quepan los ojos de plástico y podamos hacer las orejas.

  3. Cortamos el limpia pipas en 4 partes (tres del mismo largo y un último trozo más largo).

  4. Para los bigotes: cogemos los tres trozos de limpia pipas del mismo tamaño y los doblamos por la mitad, para introducirlos por esa mitad por el agujero que hemos hecho (en el paso 2).

  5. Para las orejas: doblamos hacia dentro y por la mitad, la parte superior del rollo de papel higiénico. Es decir, con cada pulgar a un lado del rollo, presionamos por los bordes doblando hacia dentro.

  6. Cogemos la cola blanca y pegamos los ojos de plástico justo por encima de los bigotes.

  7. Para la cola: hacemos un agujero en la parte de detrás del rollo, por la parte baja, y cogemos el trozo de limpia pipas que nos quedaba para introducirlo por el agujero, dejando gran parte fuera (lo que será la cola). Si no queda suficientemente fija podemos reforzar la cola pegandola con un poquito de celo por dentro del tubo. 

Y esto es todo. Con 7 simples pasos tendremos nuestro gatito customizado y habremos pasado un rato en grande con nuestros peques.

Si pruebas esta manualidad ¡no dudes en compartir tus resultados con nosotros!. 

Y si te gusta esta manualidad, compártela en tus redes y vuelve pronto: cada día hay nuevas manualidades para niños y niñas. 

Publicidad: